Manualidades

La casita de muñecas

Cuando hice la comunión, me regalaron una casita de muñecas de madera. No tenía más que la pintura de fuera y unas cortinitas de encaje amarillento; por dentro no había nada especial, pero yo jugué con esa casita miles y miles de horas. Mis padres me compraron, en múltiples ocasiones, mueblecitos de madera pequeños y fascículos de decoración con elementos varios, pero cada uno distinto del otro.

P1130121_副本Así que yo, hace unos años, decidí arreglar mi casita en condiciones. Compré papel adhesivo de diferentes estampados, pintura, y la desmonté entera. Empecé un trabajo monumental que no llegué a terminar, y mi pobre casita acabó en el trastero olvidada. Hasta este verano.

La idea rondaba en mi cabeza y, aprovechando el viaje inesperado a España, me puse manos a la obra. Casi todo estaba estropeado desde entonces, pero pude aprovechar las paredes de la cocina y el suelo del salón. Esta es la planta baja, con el salón a la izquierda, la cocina a la derecha, y el porche delantero.

P1130130_副本 La cocina tenía un estampado de cuadros verde y blanco, y compré otro papel de madera oscura para hacer el suelo y el marco de la puerta. Aproveché que me sobró y decoré también las paredes. La parte más difícil es hacer las ventanas con el cúter, pero después de la primera, todo parece más fácil.

 P1130123_副本Así quedó la cocina una vez pegadas las paredes:

P1130133_副本 Reciclé las antiguas cortinas, aunque las corté y les di un cambio para que no fueran iguales en todas las habitaciones. Después solo quedaba decorar con los pocos muebles que había ido juntando a lo largo de los años: dos alacenas de madera, una mesa y una silla, unas vasijas de barro, unos cubos y sartenes.

P1130168_副本 P1130169_副本Como no tenía fregadero, aproveché un lavabo demasiado grande cuya base se había roto y le hice un mueble con unas cajas de cerillas y chinchetas; también hice una especie de chimenea con una caja de medicina y una radiografía. Y esa es la primera habitación de mi casita de muñecas. Os enseñaré lo que hice en las otras habitaciones poco a poco. P1130171_副本Durante mucho tiempo el salón tuvo muebles descoordinados y de varios tamaños, pero ahora tiene un juego completo de muebles de madera al que le he añadido la cortina y el sofá que hice para un proyecto del instituto. El sofá está hecho con cajas de cerillas y papel adhesivo de efecto terciopelo.

Cambié el papel de rayas amarillas que tenía antes porque se había despegado por completo y humedecido, y puse este papel con flores de lis. El suelo de mármol lo pude dejar porque estaba en buen estado. P1130134_副本Para las ventanas y la puerta, previamente pintadas,  usé un cúter. Aún falta por pintar el techo, pero lo haré cuando termine el exterior.P1130147_副本

P1130148_副本 La vitrina al lado de la puerta es también de otro conjunto diferente, pero no se nota. El espejo era de un conjunto para baño pero me gusta ahí. P1130151_副本El dormitorio principal, que es más grande que el propio salón, tiene los muebles más antiguos de toda la casa, los primeros que me regalaron. No son espectaculares y, de hecho, son de diferentes tamaños y estilos, pero han estado tanto tiempo conmigo que les tengo cariño.

P1130145_副本El principal problema es que he perdido una pieza de una ventana del tejado y no puedo pegarlo todo hasta que haga una de sustitción, así que el techo de la habitación se ha quedado sin tratar. Me gustaría ponerlo de madera, igual que el suelo y la pared del fondo.  P1130183_副本La decoración es un poco estrambótica. La cómoda de la izquierda no va con ese sillón. Las mesitas de noche son del conjunto del salón. El cuadro sobre la mesita de la izquierda ha rodado por mi casa durante años. Es de terciopelo y tiene un broche hecho con miga de pan.P1130184_副本P1130186_副本Las sábanas también las he apañado con restos de las cortinas antiguas. La lámpara la hice yo pero es horrenda (debo buscar un sustituto). El abanico es de Japón. El baúl es de Barbie, no sé cómo ha acabado aquí, pero lo quiero pintar de dorado para envejecerlo.

P1130190_副本Por ahora se queda así, pero tengo que arreglar el techo y cambiar las sábanas y la alfombra por unas bonitas de verdad. Además de la lámpara… Es la habitación a la que más trabajo le queda, a ver si le puedo dedicar más tiempo en el futuro.

4 comentarios en “La casita de muñecas”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s