Viajes

Por qué el Puy du Fou es el mejor parque del mundo

No lo digo yo, que tengo algunas críticas que hacerle, sino que lo atestiguan los más de 2 millones de visitantes cada año y los premios THEA CLASSIC AWARD y APPLAUSE AWARD obtenidos en 2012 y 2014, respectivamente. Sabiendo este tipo de cosas no era de extrañar que tuviera muchísimas ganas de ir y descubrir el parque por mí misma.

El Puy du Fou, sin embargo, no es un parque de atracciones en el sentido más extendido del término, ya que no hay tiovivos ni montañas rusas en los que subirse. Su éxito se debe a dos aspectos claves: la ambientación y los espectáculos. Todo su funcionamiento gira en torno a diferentes épocas históricas que han sido clave no solamente en Francia, sino más concretamente en la región donde se sitúa. Los espectáculos representan hechos históricos reales o leyendas.

40ansPDF

Os voy a dar algunas pistas de por qué este parque es considerado uno de los mejores del mundo.

  • El Puy du Fou te hace viajar en el tiempo: desde la época galo-romana hasta la Primera Guerra Mundial, pasando por los vikingos, la edad media o el Renacimiento…
  • La decoración y ambientación son dignos de escenarios de película. Todo está cuidado al detalle para que parezca lo más realista posible.
  • Su concepción parte de un castillo real en un dominio que pertenecía a la familia Puy du Fou. Muchas de las historias se basan en acontecimientos históricos que afectaron a este dominio, sus propietarios y los habitantes de la región.
  • Los espectáculos hacen uso de técnicas sorprendentes e inesperadas, y efectos especiales, que dan un giro a la historia y dejan al espectador con la boca abierta (literalmente, en mi caso, más de una vez).
  • Los restaurantes proponen comida inspirada del periodo histórico en el que se basan, y los precios son aceptables para un lugar turístico de este tipo. Se pueden hacer reservas con antelación, sobre todo para los dos restaurantes que proponen espectáculo.
  • Existe una aplicación para móvil con la que se puede preparar el programa del día según los horarios de los espectáculos, con información sobre cada restaurante y atracción, y mapa.
  • Propone zonas de descanso y naturaleza como un jardín de rosas, la galería de aves rapaces que forman parte de un programa de protección, o la granja de animales.
  • Existe un servicio de pago (12€ suplementarios por día) para obtener un acceso rápido y evitar colas en los 6 espectáculos mayores. Las colas en general pueden durar más de una hora en días con mucha afluencia.
  • Los espectáculos se renuevan cada ciertos años, con lo cual se puede visitar y redescubrir el parque varias veces.
  • Tiene su propio programa de televisión en el que nos cuentan qué ocurre entre bastidores.

Confieso que en la mayoría de espectáculos salí embobada y sorprendida ya fuera por la calidad de la actuación, o por las técnicas innovadoras, o por los elementos sorpresa, o por todo junto. Tan solo hubo unos tres espectáculos que me decepcionaron.

Mis espectáculos favoritos fueron:

Le dernier panache (siglo XVIII): técnicas increíbles, personajes históricos reales, historia de la región sobre las guerras de Vendée. Esta atracción ganó el THEA AWARD FOR OUTSTANDING ACHIEVEMENT
y el EUROPEAN TOP NEW ATTRACTION en 2016.

Le secret de la lance (medieval): piruetas y acrobacias, ambiente y música, efectos especiales, historia y leyenda sobre Juana de Arco.

Le château de la Renaissance: visita al verdadero castillo renacentista del Puy du Fou, efectos especiales, muy buenos actores con los que interactuar.

Les amoureux de Verdun (Primera Guerra Mundial): reproducción de una trinchera de guerra, historia contada a través de extractos de cartas entre un marido y su mujer, muy emotivo. Esta atracción ganó el THEA AWARD FOR OUTSTANDING ACHIEVEMENT en 2016.

Le bal des oiseaux: cientos de avez rapaces (halcones, buitres…) volando por todas partes. La historia en sí era nula pero el espectáculo aéreo fue espectacular.

La joya del Puy du Fou: la cinéscenie

El mayor espectáculo nocturno del mundo, con más de 3.000 personas en escena, animales, técnicas y efectos especiales para quitar el hipo… eso es La Cinéscenie. Todo ocurre alrededor de un lago junto al castillo del Puy du Fou en el que, siguiendo la vida de un personaje concreto, nos van a contar la historia de la región desde el Medievo hasta la Primera Guerra Mundial.

Es increíble ver a más de 14.000 personas sentadas mirando a un lago del que salen  cientos de personas de todas partes, con trajes completamente diferentes, con caballos galopando, con animales de granja vivos, con niños que apenas pueden andar, bailando y cantando, luchando, andando y corriendo… es simplemente increíble. Aunque no te enteres muy bien de la historia y de lo que está ocurriendo, solo con verlo vale la pena. Sobre todo con el final, tan espectacular, con música y fuegos artificiales dignos del 14 de julio.

Sin embargo, las entradas para la Cinéscenie son independientes del parque principal. Solo hay dos sesiones a la semana en temporada alta (verano) y se agotan rápidamente. Nosotros tuvimos que comprarlas un año antes para estar seguros de tener sitio, ya que años anteriores no lo conseguimos.

Imagen relacionada

Críticas al parque

Uno de los mayores inconvenientes que le vi al parque es la propaganda religiosa. Cierto es que la religión ha tenido un papel muy importante en la historia de Francia como en otros países, pero considero que los elementos relacionados con el catolicismo inundan ciertas historias de manera tan flagrante que transforman un espectáculo histórico en adoctrinamiento. La mayoría de los villanos eran paganos: los vikingos, los romanos, etc. Mientras que los héroes eran cristianos maltratados o abusados por practicar su religión. En algunos casos ni siquiera eran alegorías indirectas basadas en la fe de los personajes, sino que estos mismos proclamaban a gritos frases como “Jesús es nuestro salvador” y otros. Esta es una de las razones por la que varios espectáculos, como el del circo romano, me dejaron con un mal sabor de boca.

Otro aspecto que me decepcionó en todos los espectáculos/atracciones (excepto en el castillo renacentista) es que los actores eran “doblados”. Todo el sonido (música, diálogos y efectos sonoros) estaba grabado de antemano y los actores simplemente movían la boca como haciendo “playback”. En algunos no te das cuenta, pero en otros es muy evidente que la voz no pertenece a esa persona. Incluso hay algunas voces que se pueden escuchar en más de un espectáculo, cuando el actor no es el mismo ni por asomo.

Por último, me da mucha pena el uso de animales en los espectáculos. Hay sobre todo caballos, muchos caballos. Pero en la Cinéscenie también hay cerdos, gansos, perros… y aunque es cierto que ayudan a crear un ambiente más realista, yo solo puedo pensar en el miedo que pasarán cuando estén allí con la gente aplaudiendo y los focos iluminándolos.

A pesar de todo tengo que admitir que fue fantástico y que repetiría en diez años para ver espectáculos nuevos porque el parque, en general, está muy, muy bien hecho.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s